A lo largo de más de diez años he desarrollado trabajos de prospección arqueológica en varias comunidades autónomas, fundamentalmente relacionados con la construcción de carreteras, autovías, acondicionamiento de calzadas, líneas ferroviarias de Alta Velocidad, parques eólicos y fotovoltaicos, urbanizaciones, etc. Se trata de un trabajo de tipo intensivo con el fin de documentar cualquier elemento patrimonial (arqueológico, etnográfico, industrial, paleontológico...) que en ese terreno pudiera encontrarse, antes de comenzar la ejecución de la obra en sí.